Nuestra Historia

Grano de Arena nace en febrero del 2020 con el fin de promover el comercio justo, el impacto ambiental y la salud de las personas.

En este mundo con tanta tecnología abrumadora, busca ser un “mercadito de bienestar” donde se regrese a lo simple y real, dejando atrás los ingredientes ocultos, los empaques y el desperdicio.

Enfocándonos en productos reales y en su mayoría locales.

Estamos seguras que el cuidado del planeta empieza siempre por el cuidado personal y el amor propio, de que somos lo que hacemos repetidamente y que los pequeños hábitos generan grandes cambios.

Para nosotras, Grano de Arena es mucho más que una tienda, es la prueba de que el consumir de manera responsable, es prueba de que existe la posibilidad de tener un negocio en donde todas las partes se vean beneficiadas y de que se puede consumir responsablemente sin generar tanto desperdicio.

Creemos firmemente que, en el mundo actual, todos tenemos una responsabilidad enorme por generar un impacto positivo y que esto se puede hacer en diferentes escalas.

Este proyecto es nuestra manera de unir fuerzas y generar una red de personas (desde el productor y nuestro equipo, hasta el cliente y sus familias) en donde nos unamos y tratemos de hacer este mundo uno mejor para las futuras generaciones.

¡Gracias por leernos y formar parte de nuestra comunidad!
María y Pau,

fundadoras